El equipamiento del pescador

Ha llegado el momento de que prepares el equipamiento de pesca para salir a pescar. Y qué mejor manera de hacerlo que de la mano de Blog de Pesca, donde vas a encontrar toda la información que necesitas sobre el equipo de pesca que debe emplear un buen pescador.



Leer más

Te ayudaremos a preparar todos los aparejos de pesca que necesitas para una buena jornada: la caña, el carrete, el sedal, el anzuelo, el cebo, los plomos y todos los demás accesorios de pesca.

Los elementos más importantes que debes tener en tu equipamiento de pesca son la caña, el carrete, el sedal y el cebo, sin ellos no podrás llevar a cabo este deporte.

Aparejos de pesca

La caña es lo más necesario en nuestro equipamiento de pesca ya que no podemos pescar un animal tan escurridizo como el pez con nuestras propias manos, necesitamos un utensilio que nos ayude. La caña de pescar nos permite sacar del agua peces sin necesidad de tener que mojarnos. Y junto con el resto de aparejos hacen el equipamiento de pesca perfecto para un productivo día de pesca.

El origen de la caña de pescar se remonta a la antigüedad, surgió en el momento en el que el hombre necesitó alimentarse de las criaturas acuáticas. Las primeras cañas se fabricaban con bambú, y más tarde con una aleación de aluminio, cobre, magnesio y manganeso. Poco a poco ha ido evolucionando con vistas a mejorar sus características más importantes. Cada vez son más ligeras y más flexibles pero a la vez más resistentes, ya que se fabrican de materiales muy ligeros y resistentes como la fibra de vidrio y el carbono. Esto beneficia directamente al pescador ya que, de este modo, se cansará menos de sujetar la caña y podrá atrapar presas de mayor tamaño con más comodidad. A la hora de comprar una caña para nuestro equipamiento de pesca es recomendable tener conocimientos básicos acerca de su fabricación para no errar en su elección.

Las cañas de pescar pueden dividirse en cuatro grandes grupos según sus características.

Las cañas sin carrete: son aquellas que incorporan un carrete, sino que el sedal tiene el mismo largo que la propia caña. Este sedal cuelga de la punta de la caña junto con el cebo y así se lanzaría. Es un método obsoleto y casi en desuso.
Las cañas con carrete: son las cañas que todos conocemos. Estas sí que incorporan un carrete de pesca en su parte inferior para poder lanzar lejos la línea y recogerla.
Las cañas de carrete fijo: este tipo de cañas se usan para la pesca vertical, ya que se les tiene que adicionar el peso de unos plomos para que el señuelo quede en el fondo.
Las cañas especializadas: estas no necesitan plomos, son específicas para el lanzado del cebo sin peso adicional.

Cada caña sirve para una especie de pez determinado, no todos los ejemplares se pescan del mismo modo.

Los carretes forman otra parte importante de nuestro equipamiento de pesca, son accesorios para cañas de pescar y su función es bastante simple, sirven para llevar el sedal enrollado a su alrededor para permitir su suelta o su recogida de manera manual o automática. De esta manera, podemos lanzar más lejos el cebo y recogerlo cuando pique un ejemplar.

equipamiento de pesca

Existen carretes básicos muy versátiles y otros más especializados, pero si vas a empezar a pescar te recomendamos que no elijas un carrete muy específico para tu equipamiento de pesca, es mejor que te decidas por uno multiusos.

Podemos distinguir estos de carretes por sus características:

Los carretes más ligeros están diseñados para la captura de ejemplares de poco tamaño como pueden ser las truchas.

Los intermedios son para la captura de peces con un tamaño mayor y un poco más pesados.

Y los más pesados se suelen utilizar para la pesca de peces de gran tamaño.

Dentro de esta clasificación existen varios tipos de carretes, según su forma y sus funcionalidades. De todo ello hablaremos en los artículos de este blog.

Para que una caña de pescar sea efectiva necesitamos que haya un sedal en nuestro equipamiento de pesca. La característica básica que tiene un sedal es que a penas se ve dentro del agua, lo cual es una ventaja muy importante a la hora de evitar que los peces se percaten de nuestra presencia. La longitud del sedal varía dependiendo de lo lejos que queramos lanzar el señuelo. Y su resistencia se basa en el peso y el tamaño de los ejemplares con los que nos queramos hacer.

Así pues, ante la duda de qué sedal escoger para nuestro equipamiento de pesca, si uno más grueso o uno más fino, elige siempre uno de nailon, ya que estos sirven tanto para la pesca en agua salada como en agua dulce.

Para que una jornada de pesca finalice con éxito necesitas un buen cebo en tu equipamiento de pesca. La elección del cebo dependerá del pez que se quiera capturar.

Los cebos se dividen principalmente en dos grandes grupos: naturales o artificiales.

Los cebos naturales son insectos, gusanos, lombrices o pequeños peces; pero también pueden ser trozos de pan o granos de maíz. Los cebos artificiales, por contra, tratan de imitar a insectos, peces o lombrices en su forma, color, tamaño y movimiento. El cebo más efectivo es el que se encuentra en el propio medio del pez que deseamos capturar, ya que estará acostumbrado a alimentarse de él y picará con más facilidad.

El cebo es lo que oculta el anzuelo, que es donde se quedará enganchado el pez que pique. Por eso es imprescindible tener cebo y anzuelos en nuestro equipamiento de pesca.

También puedes optar por cebar las aguas antes de ir a pescar, así tendrás la ventaja de que los peces ya se habrán acostumbrado a ese tipo de alimento y picarán con más facilidad.
Además de estos aparejos de pesca que son imprescindibles, existen muchos otros pequeños pero útiles accesorios que podemos incluir en nuestro equipamiento de pesca para que esta actividad sea mucho más cómoda.

Elige bien la combinación de aparejos que más te convenga para tu equipamiento de pesca y lánzate a practicar este increíble deporte.

Si quieres saber más, visita nuestras otras categorías:

Ocultar

error: