Pesca de arrastre: De las más efectivas en el sector comercial

Este método da buenos resultados a quienes lo utilizan, ya que captura una importante cantidad de especies que se interponen en su camino, aunque también es criticado por destruir el ecosistema y faltas de regulación más estrictas.

La pesca de arrastre pertenece al área comercial de la actividad y es una de las tantas que emplea redes, aunque su utilización junto con las de deriva, es de las más criticadas a la hora de cuidar el ecosistema y la fauna marina.

Esta variante a la hora de capturar peces es una de las más efectivas, ya que no hay que esperar y estar atentos a los movimientos que realicen los mismos, sino que emplear la red significa atrapar casi todo lo que se interponga en su camino. Aunque muchas veces se consigan especies no deseadas.

Para llevar a cabo la pesca de arrastre es necesario un barco con un determinado equipamiento, en el cual haya una red (pelágica o de fondo) que se deposita en las aguas a una cierta profundidad y es sostenida por los cables que luego son empleados para izarla. También existe esta variante de la actividad con dos navíos, aunque para ello ambos deben tener características similares para poder trabajar a la par.

Mientras más velocidad tengan los barcos, más efectiva será la captura, ya que eso imposibilitará a las especies poder escapar. De hecho este método es cada vez más eficaz, porque los avances tecnológicos permiten tener el mejor equipamiento. De hecho hay distintos tipos de navíos para este sector en particular, entre ellos de popa, de costado, de tangones y congeladores. Por ejemplo este último tiene cámara frigorífica y sectores mecánicos que trabajan sobre la materia prima obtenida.

pesca arrastre

Lo que produce críticas en el mundo de la pesca de arrastre, es que su empleo destruye los ecosistemas. Más allá de capturar especies que corren peligro de extinción, también destruyen algas y otras plantas que se encuentran en el fondo del mar.

Por esta razón es que en muchos lugares del mundo el uso de este método en particular está regulado, aunque en casi ningún sitio está prohibido. Algunas organizaciones que cuidan el medioambiente exigen tener más cuidado con este tipo de pesca.

El arrastre tiene una historia que data de varios siglos atrás y nació en Europa, aunque los datos no son exactos, si se puede decir que Inglaterra fue uno de los primeros países en emplear este método. Su aceptación no fue nada fácil, de hecho la comunidad pesquera criticó duramente a quienes lo utilizaban, hasta el gobierno llegó a sustraer las redes en un momento determinado.

Sin embargo, ante el alto porcentaje de efectividad, este tipo de pesca fue ganando terreno y expandiéndose por todo el continente y el mundo. España fue otro de los países que adoptó rápidamente esta forma de capturar peces, principalmente en la zona del Mediterráneo.

Entre las variantes que hay en los tipos de pesca la de arrastre es una más, pero es efectiva y a su vez criticada, lo que la hace sin dudas muy importante.

Deja un comentario