Pesca comercial: Grandes cantidades y controversias

Este tipo de actividad creció mucho con el paso del tiempo, ya que sostiene la economía de varios países obteniendo algunas especies en particular, pero también fue regulada con el tiempo porque ponía en peligro diferentes familias.

La pesca comercial es aquella donde se capturan algunas especies con fines meramente económicos, ó sea para ser vendidos o elaborar otros productos con la carnes de los animales capturados. Esta actividad se realiza principalmente en territorio marítimo y oceánico, pero también se puede llevar a cabo en grandes ríos y lagos.

Esta rama es de las más controversiales dentro de la pesca, ya que muchas veces no se respetan las regulaciones impuestas y se utilizan aparejos no permitidos o bien se realiza sobrepesca (se llama así a la captura de una misma especie en cantidades mayores a las establecidas).

Dentro de la pesca comercial podemos encontrar varias especies dependiendo del lugar del mundo donde se realice, pero las principales familias que se buscan son atún, salmón, bacalao, anchoa y sardina, entre otras. También están aquellas que se consiguen en aguas poco profundas como almejas, cangrejos y calamares, las cuales tienen una gran importancia en la actividad.

la pesca comercial pesca comercial en grandes cantidades

Hay países en donde la industria pesquera es muy explotada y los principales son: Japón, Rusia, China, Estados Unidos y Chile. Hay algunos otros que los siguen, pero las mayores cantidades de peces y moluscos son capturadas por estas naciones.

Para la pesca comercial se pueden utilizar diversos métodos, aunque con el paso del tiempo y la tecnología que avanza, se consigue una captura más efectiva y menos dañina para el ecosistema. Pero eso no quiere decir que todos utilicen los mejores métodos.

Por lo general las redes son de uso común, de arrastre, de cerco, de enmalle y algunas otras. La segunda de estas es una de las más efectivas, porque cuando hay algunos cardúmenes los puede encerrar y así obtener un buen volumen de una misma especie.

También existen los palangres que sirven para las especies que están más cerca de la superficie, estos pueden tener extensiones de las más variadas con anzuelos en todo su largo.

En el marco histórico la pesca comercial se triplicó luego de la Segunda Guerra Mundial, lo cual hizo que varios países pusieran normas para cuidar los recursos. Ahí fue cuando nació la ley de las 200 millas marinas, donde ningún barco sin autorización podía pescar dentro del territorio de agua que le correspondía a cada nación.

El problema de esta rama de la actividad también radica en el empleo de redes como las de deriva, con la cual no sólo se capturan especies deseadas, sino también algunas que no abundan tanto y eso produce que algunos peces se encuentren en vías de extinción.

En contrapunto con la pesca comercial existe la acuicultura, la cual se dedica a conservar las familias que corren peligro en un hábitat artificial donde fomentan su reproducción y de esa manera mantienen especies que por la pesca comercial desmedida corren peligro.

Esta actividad es muy importante para el rubro alimenticio, de hecho sostiene la economía de varios países. Pero no por eso hay que descuidar a las especies, ya que no sólo los seres humanos dependen de su existencia sino también otros de su hábitat.

pesca comercial

Deja un comentario