Carpfishing: La pesca y devolución de Carpas

El carpfishing es un estilo de pesca muy particular en varios sentidos, para empezar, es un tipo de pesca que siempre cuida la integridad del animal con cebos preparados y tiene la característica de fotografiar los peces antes de dejarlos en el agua de nuevo.

El carpfishing es una de las diferentes modalidades de pesca deportiva y es, sin duda, una de las que más cuidan a la especie capturada, ya que una de las principales reglas de esta modalidad es atrapar el pez y luego devolverlo al agua. La especie que se busca conseguir con esta práctica es la carpa.

Qué es el carpfishing

El nacimiento de esta modalidad se dio en 1978 en Inglaterra, cuando Kevin Maddocks y Lenny Middleton descubrieron una nueva técnica de cebado que permitía dejar el anzuelo libre y así lastimar menos a esta especie en particular que, a diferencia de otras, no muerde la carnada, sino que la succiona. Al dejar libre el anzuelo se evita dañar al animal, puesto que no se lo tragan. Este tipo de montaje de cebo se llama “hair”.

carpfishing

Para practicar la pesca de la carpa hay que tener presentes las normas de esta modalidad:

  1. Uso de material específico para esta práctica: sacadera con gran apertura, moqueta de desenganche o desanzuelador y antiséptico para las posibles heridas de la carpa.
  2. Tratar con el máximo respeto y cuidado al animal.
  3. Dejar limpio y cuidado el entorno donde desarrollaremos la actividad. Libre de desperdicios y basura.
  4. Devolución inmediata del ejemplar al agua después de que se le hayan tomado las fotos necesarias y curado las posibles lesiones.

El carpfishing comenzó a ser bastante difundido y empleado en varios países, por ejemplo en España se realiza el campeonato nacional de carpfishing, donde pescadores aficionados se reúnen para ver quién captura el ejemplar de mayor tamaño o quien es capaz de hacerse con la mayor cantidad de carpas posible en un tiempo limitado.

Estos torneos de carpfishing se documentan con fotografías que después se publican en blogs como este. Si eres un pescador amante del carpfishing y no sabes dónde publicar tu foto, ya tienes un sitio, envíanosla y la publicaremos.

Los primeros campeonatos de carpfishing en España fueron celebrados en Almendralejo, Extremadura, consiguiendo muy buena aceptación. Tanto fue así que en 2007 el carpfishing fue siendo aceptado por distintas federaciones de pesca, la primera de ellas en reconocer a nivel nacional esta modalidad fue la Federación Madrileña de Pesca y Casting. Pero no fue hasta 2008 cuando se celebró el primer campeonato de carpfishing español.

A partir de ese momento, fueron surgiendo numerosos clubes de pesca deportiva que se sumaban a dedicarse al carpfishing.

Lo más significativo del carpfishing es capturar grandes ejemplares, fijarse que no estén muy lastimados, fotografiarlos y luego devolverlos al agua. De hecho hay muchos pescadores que practican esta especialidad y luego suben sus imágenes a internet o bien las envían a alguna revista deportiva.

El equipo de carpfishing

Es importante tener los elementos necesarios para llevar a cabo este tipo de pesca. Principalmente, más allá de los aparejos para la captura, hay que llevar algún desinfectante por si se le ha provocado alguna herida al pez.

 

Las cañas carpfishing tienen que ser resistentes, ya que al ser una modalidad de pesca de ejemplares de gran tamaño, necesitaremos que la caña aguante la fuerza y el peso del animal. Para sostenerlas verticalmente necesitas un portacañas con pincho o pica para clavar la caña al suelo y mantenerla erguida.

caña carpfishing

Los carretes carpfishing más usados en una zona abierta, como por ejemplo un lago, son los que pueden albergar entre 190 y 250 metros de sedal, con 0,35 de grosor. Un carrete con estas condiciones nos valdría perfectamente para capturar ejemplares de hasta 10 kilos.

Por otro lado, en zonas de vegetación, rocas y diversos obstáculos se recomienda usar un carrete de doble freno. El primero para el momento de picada y acometida del pez, y el segundo se activa en el momento de la recogida con la manivela, para evitar que se nos escape la presa.

 

En cuanto al cebo, en esta variante de la disciplina también es algo particular, ya que se pueden usar varios, pero el más empleado es el boilie. Este tiene una forma esférica y está preparado con harina y huevo, que luego son hervidos para dejarlos reposar unas 24 horas; esto hace que se vuelva un elemento más sólido y, cuando son utilizados como carnada, los peces de menor tamaño no se lo puedan comer. Esto garantiza la selección de la especie a la hora de pescar.

 

El boilie es un producto que se fabrica en distintas empresas y luego comercializado en casas de pesca. También hay personas que los hacen caseros con recetas que se van pasando unos a otros.

Es un cebo muy barato ya que se prepara de forma casera y no requiere especialización ninguna, cualquiera lo puede hacer y a las carpas les encanta.

Otros cebos que se emplean en el carpfishing son:

  • Pellets: elaborados con harinas, tienen la peculiaridad de que se van deshaciendo poco a poco al contacto con el agua. El más popular es el de halibut, pero se fabrican de muchos sabores y diámetros diferentes.
  • Semillas: en el caso de estas, tienen que tener una buena cocción para no dañar el aparato digestivo del ejemplar. Unas de las semillas más utilizadas son el maíz y el haba. Las semillas son muy efectivas para la captura de la carpa pero no son selectivas.

Para facilitar la jornada de pesca podemos optar por utilizar diversos aparejos que complementan nuestro equipo y nos hacen más cómoda la tarea. Una silla de carpfishing es ideal para esperar a que pique la carpa, un trípode carpfishing o rod pod nos viene muy bien cuando queremos pescar con más de una caña al mismo tiempo, una sacadera de carp fishing nos ayuda a sacar al pez del agua sin lastimarle, las alarmas carpfishing nos avisan cuando un ejemplar pica, los tensores carpfishing nos ayudan a tensar la línea, etc.

 

Con todo esto ya solo nos faltaría el anzuelo y los plomos para poder llevar a cabo nuestro montaje carpfishing de la línea y podemos salir a pescar carpas.

Trucos para pescar carpas

Para desarrollar la pesca de carpas hace falta paciencia y práctica, como en todos los deportes, pero existen ciertos trucos que nos facilitan este aprendizaje.

Si estamos aprendiendo como pescar carpas, lo primero que tenemos que saber es que la carpa es un pez que hay que cebar antes de capturar. Por lo tanto, es mejor que escojamos una buena zona de pesca y lancemos continuamente el cebo en ese mismo lugar, ya que el agua se irá impregnando poco a poco con el engodo y atraeremos a los peces al mismo sitio. Si lanzamos a zonas diferentes lo único que conseguiremos será desperdigar a las carpas y no pescar ninguna.

 

La carpa es un animal de un tamaño bastante grande en algunos de sus ejemplares, por lo cual te aconsejamos que, a la hora de tirar la línea, no hay que dejar el carrete trabado, por el contrario, debemos permitirle al animal que a la hora del pique se lleve un poco de hilo. A partir de ahí entra en juego el trabajo del pescador, que tratará de luchar contra esta especie para conseguir la captura.

pesca carpfishing

Un problema con el que a veces nos topamos es que el cebo se nos estropea entre una jornada de pesca y otra. Para que esto no suceda debemos mantener el boilie en buen estado y guardado de forma hermética.

Para poder conservar el boilie se usan diversos métodos, pero el más efectivo y común es la congelación del cebo en nuestra nevera de casa, sin duda el mejor truco para que el boilie dure más tiempo.

 

Esperamos que esta información sobre carpfishing online que te ofrecemos en blogdepesca.com te despeje las dudas sobre esta interesante modalidad.

Para completar este artículo, te dejamos un vídeo sobre carpfishing que esperamos que te guste:

Deja un comentario

error: